Política  | 

Los transportistas amenazan con un paro en enero

El Pleno del Departamento de Mercancías del Comité Nacional lanza un ultimátum al Ejecutivo de Sánchez tras elaborar una batería de medidas, que se estiman “imprescindibles para el normal funcionamiento” del sector.

La falta de sintonía entre el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, y el Comité Nacional del Transporte por Carretera, máximo órgano de interlocución del sector ante la Administración, que preside Carmelo González, confirma lo que parecía inevitable.

Las demandas por impago siguen en caída
Varios trabajadores de una empresa de transporte realizan la carga en un camión.

Los transportistas han pegado un puñetazo en la mesa y amenazan al Ejecutivo de Sánchez con la convocatoria de un paro nacional en la primera quincena de enero si continúan sin ser atendidas sus principales reivindicaciones. Una medida de presión que ya se lanzó en el Congreso de la patronal CETM, celebrado a primeros del pasado mes de octubre en Ávila, y que reiteró recientemente su presidente, Ovidio de la Roza, en una rueda de prensa en Asturias, aludiendo a “la falta de negociación con el Gobierno, los altos costes del precio de los hidrocarburos y la elevada fiscalidad”.

El Pleno del Departamento de Mercancías del Comité Nacional, en la reunión celebrada en el día de hoy, ha presentado una batería de medidas que se estiman “imprescindibles para el normal funcionamiento de un sector estratégico como es el transporte de mercancías por carretera”. Se puede descargar el comunicado del Comité con el conjunto de las medidas propuestas pinchando aquí.

Entre las reivindicaciones del sector destaca el compromiso de no aplicación de la Euroviñeta y la derogación del desvío obligatorio de camiones a las autopistas, el desarrollo de “medidas eficaces” en la lucha contra las llamadas empresas buzón y la armonización fiscal en el sector del transporte.

Los transportistas también reclaman “negociación y racionalización” en la política de transición ecológica, la modificación de la Ley de contrato de transporte y una solución a los “cuellos de botella” en los pasos fronterizos. Además, piden abordar el desarrollo de planes de áreas de descanso en toda la red viaria, la extensión de la acción directa a los operadores y la suspensión de la aprobación del ROTT sin consenso del Comité Nacional.

La convocatoria del paro se ha adoptado por una amplía mayoría de las asociaciones que forman parte del Comité (94,9 por ciento), según señala la patronal CETM a través de una nota.